Desarrollos, inversiones, negocios o proyectos, precisados durante un tiempo limitado de un plus de recursos directivos especializados en la consecución de planes concretos.

La propia actividad de la compañía precisa una nueva orientación. Análisis de la gestión y los rendimientos, evaluación de sistemas y procedimientos y determinación de los objetivos a conseguir a través de una actuación analítica y precisa.