En aquellos casos en los que se considere que la empresa o negocio no es viable gestionamos el cierre de la misma de acuerdo con los objetivos de la propiedad (precio, reputación, responsabilidad administradores).

La participación de un tercero profesional garantiza un resultado óptimo para todas las partes.